domingo, abril 29, 2018

OFTALMOLOGOS Y ADAPTACION DE LENTES DE CONTACTO. NOTA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE OFTALMOLOGIA.





La Junta Directiva del ICOMEM emite una nota respecto de las lentes de contacto basándose en un estudio de la SEO
 




Las patologías o defectos de la refracción ocular objeto de tratamiento a través de la adaptación de las lentes de contacto son, como patologías, verdaderas enfermedades del aparato de la visión. Por tanto, las intervenciones sobre la vista y los órganos de la visión, y de entre ellas la adaptación de lentes de contacto, son actuaciones médicas de conformidad con el ordenamiento jurídico Europeo (Directiva 2009/112/CE de la Comisión Europea) y Español, de ahí que la competencia, legitimidad y legalidad de la actuación de los médicos oftalmólogos en dicha materia sea plena.

Los oftalmólogos son médicos cuya especialidad les habilita para el diagnóstico y tratamiento de todos los defectos del aparato de la visión, ya que toda intervención o actuación sobre la misma tienen la naturaleza de actuación médica. Así viene recogido en la Normativa Europea, en el ordenamiento jurídico español y en los Tratados de Oftalmología y en la Guía de Especialidad de Oftalmología, como puede verse en el Programa de Oftalmología elaborado por la Comisión Nacional de Especialidad aprobado por la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación del Ministerio de Educación y Ciencia, aprobado por Resolución de fecha 25 de abril de 1996, adoptada en cumplimiento del Real Decreto 127/1984, regulador de la formación médica especializada y de la obtención del título de Médico Especialista, donde se incluyen los defectos de la refracción como Campo de Acción con Competencia Exclusiva y la Refracción, la Óptica General y la Óptica Fisiológica como Contenido Específico de su especialidad médica.

Los oftalmólogos tienen capacidad y competencia legal plena para la adaptación de las lentes de contacto con carácter general, y con carácter especial y para el supuesto en que la adaptación de la lente de contacto suponga una alteración anatómica del ojo, cuando implique tratamientos físicos o quirúrgicos o cuando determine la prescripción de fármacos, tiene competencia legal exclusiva con expresa exclusión de los ópticos-optometristas, ya que las facultades propias en tales circunstancias, que pasan por diagnóstico, tratamiento y prescripción de medicamentos está reservada expresamente a los médicos (oftalmólogos) por imperio de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

La competencia de los ópticos-optometristas es limitada y parcial y no puede exceder del ámbito sanitario, la cual, de acuerdo con el artículo 7 de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, pasa por «la detección de los defectos de la refracción ocular a través de su medida instrumental, la utilización de técnicas de reeducación, prevención e higiene visual y a la adaptación, verificación y control de las ayudas ópticas».

Como actividad sanitaria, la actuación del óptico ha de respetar la competencia de los médicos (oftalmólogos): «Las competencias de los ópticos-optometristas no se pueden desvincular de la Atención Sanitaria, de la responsabilidad y de la competencia de otros profesionales, como son los médicos». (Sentencia del Tribunal Supremo 2527/2016 de fecha 29 de noviembre de 2016: Ponente Ilmo. Sr. Toledano Cantero). Y encuentra su límite en la competencia y capacidad legal que tienen los oftalmólogos. Tribunal Supremo, Sentencia de fecha 10 de diciembre de 2008:

«El Título de Diplomado en Óptica y Optometría, independientemente del plan de estudios, sólo autoriza para estar al frente de una Oficina de Óptica, y su frontera queda limitada por un título superior que es el del Médico Oftalmólogo, cuyas competencias están marcadas no sólo por la norma ya citada de la Ley Orgánica (sic) de las Profesiones Sanitarias, sino también por la Guía de Especialidades Médicas aprobadas por el Consejo Nacional de Especialidades, y publicadas en el B.O.E. (Resolución de la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación de 25 de abril de 1996).

Todas estas actuaciones (las actuaciones propias del análisis del aparato de la visión), son actos médicos, y están recogidos como tales en todos los tratados de Oftalmología, y en la guía de la especialidad de Oftalmología. Hasta la entrada en vigor de la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias eran actos prohibidos a los Ópticos-Optometristas, aunque hubiere una cierta tolerancia social, incluso por parte de los Oftalmólogos, a que determinadas prácticas se pudieran realizar».

Mientras que el óptico-optometrista tiene una competencia limitada y parcial, que no pasa de una atención sanitaria, sin ser nunca una actividad médica que analice todo el iter actuarial de lo que puede llegar a suponer según los casos una adaptación de lentes de contacto el oftalmólogo es el único titulado con competencia legal plena para intervenir en todos los cuidados del ojo, desde la prescripción de gafas o la adaptación de lentes de contacto hasta complejas intervenciones quirúrgicas. Resultaría un contrasentido que siendo el oftalmólogo el único competente y legitimado para tratar las enfermedades derivadas de la adaptación y uso de las lentes de contacto, no lo fuese para la adaptación misma.

Una pretensión en contra de la capacidad legal de los oftalmólogos para la adaptación de las lentes de contacto vulneraría palmariamente la Ley.

Desde la Sociedad Española de Oftalmología, una vez revisada la jurisprudencia por parte del equipo legal de la misma a petición de varios socios, queremos transmitir que queda claro que la adaptación de lentes de contacto es un acto médico, pero a su vez queremos transmitir que la colaboración continua entre oftalmólogos y ópticos-optometristas es la que sería más adecuada para conseguir el objetivo común que no es otro que el bienestar y la salud de la población.

Del envío por los canales legalmente establecidos de esta nota al Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), al que la Consejería había pedido su opinión al respecto, ellos generaron el siguiente comunicado:

Una vez revisada y valorada la Consulta de la SEO en la reunión del Consejo Científico del ICOMEM del 28 de febrero de 2018 y ratificada en Pleno de la Junta Directiva del 12 de abril de 2018, le informo de la respuesta que se ha acordado trasladarle:

«Tras la lectura de la Orden SAS/3072/2009, de 2 de noviembre, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Oftalmología vigente en la actualidad, que fue publicado en el BOE número 276 del lunes 16 de noviembre de 2009, el Consejo Científico del ICOMEM considera que entre las competencias propias de los especialistas en Oftalmología se incluye el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades del aparato de la visión incluida la exploración y corrección óptica de los defectos de la refracción ocular. Asimismo, entre los contenidos teórico-prácticos de su formación específica en una Unidad de Refracción figuran la corrección de las alteraciones de la refracción mediante lentes convencionales y/o lentes de contacto, para cumplir con el objetivo específico que precisa que los especialistas en Oftalmología podrán establecer la indicación precisa de la corrección óptica. Finalmente el programa formativo de la mencionada especialidad indica la necesidad de poseer conocimientos teóricos mínimos sobre lentes correctoras y sus indicaciones, y también la de desarrollar habilidades sobre la adaptación de lentes de contacto.»
 
Sociedad Española de Oftalmología
Sección Profesional (ProSEO)



viernes, febrero 09, 2018

NIÑOS, MOVILES Y PANTALLAS. NO ANTES DE LOS SEIS AÑOS




Surge este post a raiz de leer ayer la noticia de la inclusión de la adicción a las nuevas tecnologías dentro del grupo de "adicciones sin sustancia". 

Como oftalmólogo en ejercicio es habitual encontrar en la consulta padres deseperados con este tema, pero también con padres que no relacionan el abuso de las nuevas tecnologías con los cambios visuales que se presentan en sus hijos.

Habitualmente remarco la necesidad de no abusar de las pantallas, de mantener una buena distancia de lectura y escritura, así como a las pantallas de ordenador y a la televisión.

Todos sabemos que si pudieran, los niños se meterían dentro de la pantalla, al igual que se "comen" los móviles a pocos centímetros de sus ojos.

Pero no quiero hoy hablar de las consecuencias visuales, sino traer a lugar un pequeño resumen de algunos artículos que deberían hacernos reflexionar sobre este tema.

Así, el neuropsicólogo ALVARO BILBAO, autor del libro "El cerebro del niño explicado a los padres", nos aporta tres razones por las cuales los niños pequeños no deberían entrar en contacto con los dispositivos tecnológicos a edades tempranas, concretamente antes de los seis años:

La primera es la razón por la que no se debería proporcionar al niñ@ dispositivos como móviles o tablets para mantenerlos entretenidos, o al darles la comida o en cualquier otra situación cotidiana. Y la razón es que "el cerebro aprende por asociación, y si usamos el móvil para ahorrarle al niño el esfuerzo de esperar o de comer, cuando se tenga que esforzar por prestar atención en clase, o para leer un texto que parezca aburrido, etc, la respuesta del niñ@ va a ser no esforzarse ya que lo natural par él será distraerse, ya que sus padres le han enseñado que cada vez que se tenía que esforzar se podía distraer con otra cosa.

La segunda razón es la existencia de una región cerebral llamada "núcleo caudado" que es la que decide qué estímulos nos gustan más y cuáles no merecen nuestra atención, ordenando nuestras preferencias en función de la intensidad de los estímulos y el grado de gratificación que percibimos. Y si el niñ@ ha desarrollado desde pequeño un núcleo  caudado acostumbrado a estímulos visuales intensos y cambiantes como los de los móviles y las tablets, en cuanto llegue a clase todo le va a parecer poco luminoso y poco dinámico, ya que no existen pantallas cambiantes, y la situación no va a cambiar con un simple movimiento de dedo. La pizarra le parecerá oscura, un libro será demasiado lento y por tanto su cerebro decidirá que no es lo suficientemente importante como para prestarle atención, sentando así las bases de un posible fracaso escolar.

Y la tercera razón es que cuando el niñ@ juega con el móvil o tablet activa circuitos de satisfacción que difícilmente de conducirán a la felicidad. Cada vez que se mata un marcianito o se obtiene un punto o un reto en un videojuego, se recibe una recompensa en forma de descarga de dopamina. Pero ello no conduce a la felicidad, la recompensa dura muy poco, y debe repetirse una y otra vez, dando lugar a la adicción. 

Como consecuencia, fallan las relaciones. Los niños acostumbrados a estos estímulos prefieren jugar con el dispositivo que con la familia, hermanos o amigos, cuando si hubiésemos fomentado otro tipo de comportamientos como el contacto familiar, manipular objetos con las manos, las manualidades, el juego libre, o tener pequeñas responsabilidades familiares, que activan circuitos cerebrales diferentes que igualmente conducen a la satisfacción, pero también al autorrefuerzo, hubiésemos sentado mucho más eficazmente las bases de su relaciones y felicidad futuras.

De este modo, el uso prolongado de pantallas puede estar asociado a una mayor presencia de problemas de autocontrol, de déficit de atención, depresión infantil, y fracaso escolar.

¿No son éstas razones para reflexionar?


Esta información es orientativa. Para una información personalizada consulte a su oftalmólogo. 
Centro de Ojos de Ceuta - Paseo de las Palmeras nº 8-A - 51001 - CEUTA
 
 

NUEVO AVANCE EN EL TRATAMIENTO DE LA RETINOSIS PIGMENTARIA



Un equipo de investigadores del Grupo de Biomedicina Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe [ https://www.iislafe.es/es ] ha publicado recientemente un estudio sobre el uso de la molécula DMOG para retrasar el avance de la Retinosis Pigmentaria, independientemente de la variedad genética que presenten los pacientes.

La molécula DMOG estabiliza un factor de la transcripción, y se ha utilizado en el estudio para la manipulación farmacológica del factor de transcripción HIF-1-alfa como diana terapéutica de la retinosis pigmentaria.

Los niveles de HIF-1-alfa y algunos de sus genes diana como el transportador de glucosa 1, el factor de crecimiento endotelial o la endotelina, aparecen disminuidos en los ratones modelo (rd10) afectados de retinosis pigmentaria, lo que sugiere la existencia de un ambiente hiperóxico en la retina de este modelo.

Tras la inyección intraperitoneal de DMOG, el grupo de ensayo incrementó los niveles de HIF-1-alfa y de sus dianas, dando lugar a un retraso en la muerte de los fotoreceptores, disminuyendo la inflamación y el estrés oxidativo. 
En palabras de Regina Rodrigo, investigadora del Programa Miguel Servet y autora del artículo, este estudio, desarrollado en ratones "abre un nuevo campo de trabajo para el desarrollo de fármacos que pueden ralentizar la pérdida de visión en pacientes con retinosis pigmentaria, siendo el siguiente paso determinar qué molécula o moléculas, reguladas por este factor de transcripción, serían las responsables del efecto neuroprotector".

FASEB J. 2018 Jan 2. pii: fj.201700985R. doi: 10.1096/fj.201700985R.

Esta información es orientativa. Para una información personalizada consulte a su oftalmólogo. 
Centro de Ojos de Ceuta - Paseo de las Palmeras nº 8-A - 51001 - CEUTA

miércoles, febrero 07, 2018

RIESGO DE GLAUCOMA EN GRANDES FUMADORES



El tabaquismo incrementa el riesgo de glaucoma. Recientes estudios han encontrado una fuerte asociación entre el consumo de tabaco y glaucoma. 

 

Así, el estudio publicado este mes de febrero 2018 en la revista Eye Care muestra que el glaucoma tiene mayor incidencia no sólo en la población de mayor edad, hombres, de raza negra, con diabetes e hipertensión, sino que también parece asociado a aquellos individuos con mayor consumo de tabaco.

 

El mensaje resultante para los pacientes es una nueva razón para dejar de fumar, siendo de especial interés para los grandes fumadores.

LENTES DE APOYO ESCLERAL COMO TRATAMIENTO DEL QUERATOCONO


Las lentes de apoyo escleral constituyen una de las alternativas de tratamiento para el queratocono, una enfermedad corneal que conduce a la pérdida de la curvatura corneal y a la distorsión de su capacidad refractiva, condicionando una importante reducción visual.


http://www.allaboutvision.com/es/condiciones/queratocono.htm


Un reciente estudio sugiere que la corrección con lentes esclerales puede reducir significativamente la tasa de cirugía de trasplante en pacientes con queratocono severo. Los investigadores estudiaron 51 ojos durante un promedio de 30 meses después de adaptar los lentes. No fue posible completar el seguimiento de 7 de los ojos por incumplimiento y 4 ojos no toleraron los lentes. Los demás ojos mostraron mejor visión con los lentes que con los anteojos: La AVMC media con los lentes esclerales fue de 0,66 fracciones decimales, mientras que la AVMC con anteojos fue de 0,13. Los autores señalan que 40 de los 51 ojos que de otra forma se habrían sometido a cirugía de trasplante fueron tratados con éxito con el uso de lentes esclerales a largo plazo.

American Journal of Ophthalmology, enero de 2018

 

Esta información es orientativa. Para una información personalizada consulte a su oftalmólogo. 
 
Centro de Ojos de Ceuta - Paseo de las Palmeras nº 8-A - 51001 - CEUTA

www.ojosdeceuta.com

 

MENOR RIESGO DE MORTALIDAD EN MUJERES OPERADAS DE CATARATAS


 
Un estudio publicado en la Revista  de la Asociación Americana de Oftalmolo-gía (JAMA) analiza la relación entre la cirugía de cataratas y la mortalidad en mujeres de edad avanzada. 

 

 

Los investigadores hicieron seguimiento de 74.044 mujeres con cataratas, incluyendo 41.735 sometidas a cirugía de cataratas. El promedio de edad de estas mujeres fue de 71 años con predominio de las mujeres de raza blanca. 

El equipo rastreó la mortalidad por todas las causas y las muertes relacionadas con 6 causas específicas. 

Después de hacer el ajuste para covarianzas, la cirugía de cataratas se asoció con una menor causa de mortalidad por todas las causas de muerte (tasa de riesgo ajustada 0,40) así como una menor mortalidad debida a cáncer (0,31), infección (0,44), accidentes (0,44), o enfermedad neurológica (0,43), vascular (0,42) o pulmonar (0,63). 

Estos hallazgos sugieren que la cirugía de cataratas puede reducir el riesgo de muerte por múltiples tipos de enfermedades sistémicas. 

JAMA Ophthalmology, enero de 2018.

Esta información es orientativa. Para una información personalizada consulte a su oftalmólogo. 
 
Centro de Ojos de Ceuta - Paseo de las Palmeras nº 8-A - 51001 - CEUTA

www.ojosdeceuta.com

 

sábado, septiembre 23, 2017

RIESGO DE GLAUCOMA EN MUSICOS DE INTRUMENTOS DE VIENTO






Según un nuevo estudio, el aumento de presión intraocular en los músicos de instrumentos de viento, durante el desarrollo de su actividad, pueden dar lugar a incremento del riesgo de glaucoma, según manifiesta el Dr. Ronald de Crom, del Centro Médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, primer autor del estudio. "En caso de aumento significativo de la PIO, el tratamiento del glaucoma debe intensificarse para promover una curva diurna más estable".

El estudio, publicado el 22 de agosto en el Journal of Glaucoma. Un estudio encontró que aquellos que tocaban instrumentos de viento de alta resistencia eran más propensos a tener pérdida de campo visual que otros músicos, riesgo que se incrementa en función del número de horas que el músico toca el instrumento a lo largo de su vida.

Los investigadores midieron la PIO en 11 músicos profesionales y 31 músicos aficionados (9 con glaucoma) antes y después de tocar un instrumento de viento durante 20 minutos. La PIO media de los músicos aumentó de 13,6 mm Hg antes de comenzar a tocar el instrumento y de a 15,1 mm Hg al finalizar. El aumento medio fue de 2,5 mm Hg para los profesionales y 1,1 mm Hg para los aficionados. Los músicos con glaucoma tuvieron un aumento ligeramente, pero no significativo, mayor de la PIO que aquellos sin glaucoma (1,6 frente a 1,4 mm Hg).

Seis de los músicos también fueron sometidos a monitoreo de la PIO de 24 horas usando la lente de contacto (con sensor para PIO) Triggerfish Sensing (Sensimed AG, Suiza) en un ojo; 4 de los 6 habían mostrado aumentos en la PIO después de 20 minutos de jugar en la primera parte del estudio. Durante el seguimiento de 24 horas, 5 de los 6 mostraron fluctuaciones en la PIO durante otras actividades diarias, incluyendo ciclismo; para caminar; conduciendo un auto; y lavarse, vestirse, o hacer el desayuno. Estos cambios fueron a menudo mayores que los medidos después de tocar el instrumento.

Un participante del estudio, que tenía glaucoma primario de ángulo abierto, se sometió a monitoreo de la PIO de 24 horas en ambos ojos. Tenía una pérdida de campo visual ligeramente progresiva en su ojo derecho después de la trabeculectomía, mientras que su ojo izquierdo era estable después de someterse a trabeculectomía y retrabeculectomía. Después de tocar su instrumento, su PIO aumentó en 4 mm Hg en su ojo derecho, pero no cambió en su ojo izquierdo.

"Este es un ejemplo donde la medición de la PIO después o durante la reproducción de un instrumento de viento tiene importancia clínica, porque era una posible causa del glaucoma ligeramente progresivo en este paciente", dijo el Dr. de Crom.

En músicos sin glaucoma, el aumento observado en la PIO no es probable que sea perjudicial, dijo el investigador. Sin embargo, añadió, el aumento observado en los músicos con glaucoma podría influir en su riesgo de progresión del campo visual.

"En casos de glaucoma avanzado o en pacientes con glaucoma progresivo, debemos tener cuidado en nuestro consejo con respecto a seguir tocando su instrumento de viento hasta que tengamos más pruebas", dijo. "Estamos evaluando las posibilidades de cómo obtener más información sobre el efecto fisiopatológico de su actividad (tocar instrumentos de viento) sobre la presión intraocular del ojo".

FUENTE:
http://journals.lww.com/glaucomajournal/Abstract/publishahead/Intraocular_Pressure_Fluctuations_and_24_hour.98640.aspx

J Glaucoma 2017.


Esta información es orientativa. Para una información personalizada consulte a su oftalmólogo. 
 
Centro de Ojos de Ceuta - Paseo de las Palmeras nº 8-A - 51001 - CEUTA

www.ojosdeceuta.com